Hace algunos días leí un interesante articulo en Harvard Business Review en el que su autora analizaba varios factores a considerar cuando el futuro se presenta incierto, y diriges un equipo o formas parte de uno. Me detuve en el titulo del artículo y pensé ¿hay algún momento en que el futuro no sea incierto?, ¿tenemos alguna vez certeza de lo que pasará mañana? ¿acaso el mundo VUCA del que hablamos en webinars y encuentros virtuales no es la realidad en la que estamos inmersos, con toda la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad de nuestra época? No saber lo que depara el futuro puede dejarnos paralizados…

No solo al liderar personas y procesos en el mundo organizacional podemos quedar paralizados frente a no saber que trae el futuro, también en nuestra vida personal puede volverse arduo elegir el rumbo cuando la información no es clara, es demasiada, quizás contradictoria y no vemos una ruta a seguir. En el ejercicio de mi profesión de Coach Ejecutiva, acompañando en sus procesos de desarrollo y cambio a personas en organizaciones de negocios, veo debatirse a muchas de ellas entre la necesidad de ejecutar múltiples acciones para que las cosas no escapen de su control, y reconocer que hay un espacio condicional inmenso en el que nada puedes controlar, situaciones que no podemos modificar y que impactan de gran manera lo que hacemos, la forma en que nos relacionamos con otros y lo que somos.

Entonces, ¿habrá algo que sí podamos controlar? ¿hay algún espacio en el que puedo accionar que me conduzca a materializar mis sueños y aspiraciones? Definitivamente, sí. Y esta dimensión es la dimensión incondicional en la que puedo decidir mi actitud frente a los desafíos de cualquier naturaleza que la realidad me plantea. En el célebre libro de Viktor Frankl “El hombre en busca de sentido”, el Dr. Frankl, sobreviviente de un campo de concentración durante la Segunda Guerra, dice acerca de la libertad interior del ser humano: “…al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas -la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino”

Dentro de esta línea de pensamiento quiero proponer algunas preguntas que pueden ayudar a arrojar luz a esos momentos en que no sabemos hacia dónde avanzar y cuyas respuestas están dentro del territorio de incondicionalidad que antes mencioné, aspectos que están en tus manos y sobre los que puedes accionar decididamente para avanzar en lo individual y también colectivamente cuando eres miembro de un equipo, y aún más significativo, cuando lo diriges:

En el HACER: ¿En dónde agrego valor? ¿A qué clientes sirve actualmente mi equipo y que esperan o qué necesitan ellos de nosotros? ¿Qué es importante para la visión y misión de la Empresa? ¿Cómo puede el equipo contribuir a ello?
En medio de la incertidumbre, hay cosas que seguramente se y otras que desconozco, ¿qué sabes acerca de las dinámicas que impactan a tu Compañía? ¿Cuáles opciones están sobre la mesa? ¿Qué podemos hacer para prepararnos para los cambios en el entorno? ¿Qué proyectos pueden ser abordados en los próximos 30, 60, 90 días, que beneficien a la Organización independientemente del rumbo que tome la estrategia?

En el SER: Las emociones estarán presentes de manera transversal, así que reconócelas; ¿Cuál es esta emoción que estoy sintiendo? ¿Qué está diciendo mi voz interior frente a esta situación que no me resulta clara?, ¿Qué es lo peor que puede pasar en este momento? Conversar con el equipo de la emocionalidad presente conduce a fortalecer la confianza y establece el clima para una comunicación clara y transparente. Compartir las emociones propias permite a otros hablar de las suyas y manifestar miedos, frustraciones y preocupaciones; seguramente de allí saldrán preguntas importantes que darán claridad al accionar.

En la RELACIÓN con otros: Mantener activa una red de personas que seguramente han enfrentado situaciones desafiantes parecidas te permitirá escuchar valiosas opiniones para poner las cosas en perspectiva, ¿qué harían ellos en una situación semejante? ¿qué opinan de la forma en que tu y tu equipo están abordando el asunto? Escuchar a lideres más experimentados, tanto a personas que conozcas como a otros que están en el entorno digital, te permitirá expandir tu pensamiento y abordar nuevos enfoques.

Lo que tenemos está AQUÍ y AHORA, y como dice Miguel Ruiz en Los Cuatro Acuerdos, en cualquier circunstancia has siempre lo mejor que puedas; no quieras resolver en soledad los grandes temas que te pone tu rol, en compañía de otros avanzarás de mejor forma hacia un futuro que para todos hoy es altamente retador.

Para conocer más sobre VUCA o en español VICA: Volátil, Incierto, Complejo, Ambigüo, te recomiendo este video.

Reina Torres Marin
Consultora y Coach Área de Desarrollo de Experiencias de Aprendizaje

Fotografía: Kate Mangosta, Freepik.

Comparte la publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat